Mito de la moneda del diablo

Salió con una tristeza inmensa, y para acabar, ni para el camión hacia su casa tenia, con lo que tuvo que caminar, en el transcurso del camino, que eran muchos kilómetros, el destello de la luna, se vio reflejado en una moneda dorada que encontró al caminar, era una moneda muy extraña, pero parecía de oro, así que la guardo, y siguió caminando, así iba campante y un ratero le salió al quite, para quitarle lo poco que tenía, el no contaba con nada, pero se acordó de su moneda, el ratero al querer vaciarle la bolsa y sentir la moneda, sin querer se disparó en una de las piernas, lo que lo hizo correr, fue entonces en donde Genaro supo que la suerte al parecer le había cambiado.

Mito de la moneda del diablo

Al otro día, paso a una casa de empeño para evaluar, la moneda que se había encontrado, le cotizaron la moneda de oro, en varios miles de dólares, por la antigüedad de la moneda, y porque era de la más alta calidad, con el avaluó en mano, llego a una casa de apuestas, y pidió crédito, a cambio de la moneda, tan solo les pidió, que no se la quitaran, hasta terminar el día, lo que los encargados, aceptaron, sabían que Genaro casi vivía en el lugar y en ningún otro lado lo querían, por su mala suerte.

Así le prestaron 500 dólares, con los cuales, empezó en la ruleta, todos a uno de los colores de la mismas, y dijo en voz alta – Si cae con la cara hacia arriba, voy todo al negro, si cae con la cara hacia abajo, todo al blanco, pero si llega a caer parada sin caer en ninguno de los dos lados, le apostare al verde- Todos los que han apostado en la ruleta, saben que la probabilidad de atinarle al verde, era mínima, por eso paga mucho más, entonces aventó el volado, y cuando iba cayendo, la moneda dio un giro en el paño verde de la mesa de apuestas y cayo parada.

Todos se quedaron estupefactos, era la peor apuesta que podría hacer, pero cumplido su palabra, Genaro, en cuanto empezó a dar vueltas la ruleta, puso sus fichas en el color verde, el silencio se hizo en la casa de apuestas, todos se quedaron viendo la bola girar, cuando pensaban que caía en negro, dio su ultimo brinco y cayo en el color verde, los gritos, no se hicieron esperar, era lo más difícil que se podía acertar, y Genaro con toda su mala suerte, le había atinado, la moneda le decía con todo lo que había pasado, que es lo que tenía que hacer.

Ese día, Genaro se quitó el apodo de “Genaro mala suerte” para siempre, y se llevó del casino, más de 22,000 dolares, tan solo porque iban a cerrar, a todo lo que apostara, le atinaba, tan solo con pedirle a la moneda que le dijera, por medio de un volado, que hacer, ase se subió a un taxi y llego a su hogar, todo había cambiado, más algo más, que no esperaba, salió en su hogar.

Mito de la moneda del diablo

Era el espíritu de la suerte que acompañaba, en la cara de la moneda, que se le había aparecido, a Genaro, para reclamar, y le dijo lo siguiente: – Genaro, te he demostrado, tan solo en una noche, lo que puedes llegar a ganar, tú decides si te quedas con lo que ya ganaste y dejas la moneda en donde la encontraste, para que otro se beneficie como tú o dejas en prenda tu alma, a cambio de vivir, más de 25 años con las mieles que da el dinero, tú tienes la última palabra.

No es que Genaro, fuera muy católico, ni siquiera sabía, si era el mismo diablo el que lo tentaba, pero le contesto, que con lo que había ganado, era suficiente, para cambiar su vida, empezaría de nuevo, sin tener la necesidad de jugar, la moneda la regreso, y yo cambiare desde este mismo momento, al otro día, Genaro paso por el mismo lugar, dejo caer la moneda de la suerte, y no volteo la vista hacia atrás, la tentación que el demonio le había puesto, era muy grande, pero lo primero que hizo, fue llegar a la iglesia, dio el diezmo de lo que se había ganado, y juro no volver a jugar, desde ese día, Genaro dejo de asistir a los eventos en donde se involucraran juegos de azar, y cambio su vida, radicalmente, ahora se sabe que Genaro Moreno, se volvió uno de los más grandes empresarios, que dio dicho lugar.