Leyenda de terror Los fantasmas de Tlatelolco

Muchas leyendas de terror se conocen del sitio de la matanza de Tlatelolco, hoy les contare una que al familiar de un amigo cercano le ocurrió, en el año 2007, Faustino Arreola, de oficio frailero, llevo a su pequeño niño a que conociera a una de las tías que más quería dicho personaje, su madre y abuela del niño había muerto muchos años atrás, y uno de los soportes que mejor recuerda en su vida, fue su querida tía, Lourdes Munguía ya con más de 80 años encima, se había aferrado a quedarse en los multifamiliares en donde había sido los tan mencionados asesinatos de parte del ejército mexicano, ante la revuelta de todos los estudiantes, antes de los juegos olímpicos del 68.

Faustino llego con su pequeño hijo, al departamento de su tía, en el cual parecía que el tiempo se había detenido, ya conociendo al pequeño hijo, se fue con un juguete a una de las recamas y Faustino se puso a platicar con si querida tía, el infante como todos los niños de la edad, tenía una imaginación tremenda, por lo que Faustino, siempre le seguía la corriente, pero al escuchar a su hijo murmurando, fue a la recamara.

Encontró al pequeño hablando hacia arriba, como quien platica con alguien, en eso volteo y vio a su papa, y le dijo, mira papa él se llama José, está asustado, dice que el ejército lo quiere matar, andaba corriendo y no sabe en donde sus amigos estarán, por más que una criatura sea inteligente a la edad de 4 años, no podría saber todo lo que decía, por lo que intuyo que ahí estaba el espíritu de una de las personas que no habían descansando en paz, Faustino solo le dijo a su hijo, dile hijo, que siga la luz que se le presente, y ahí encontrara la respuesta a todas sus interrogantes.

Después de eso el niño siguió jugando como si nada, a lo que Faustino aun temblando, le pregunto si su amigo seguía ahí, el niño solo con la mano le apunto a la ventana, en donde el sol daba con todo su esplendor y le dijo, se fue a la luz que me dijiste que se fuera papi, ya no volvió.

Leyenda de terror Los fantasmas de Tlatelolco

Fue así como el niño, ayudo al espíritu de esa alma en pena, a entrar a un lugar mejor.

Fuente: https://www.munal.com.mx/leyendas-de-terror/