El cuidador del cementerio

La juventud siempre se ha caracterizado por ser un poco rebelde y querer experimentar cosas para tratar de ajustarse a un grupo de personas, este es el caso de pedro un estudiante de medicina al que le presentan a un grupo que se dedica a profanar tumbas en los cementerios.

Una noche invitan a pedro al cementerio porque le van a enseñar como saltarse la seguridad, pedro en su afán por adaptarse al grupo acepta ir.

Después de una breve explicación de cómo no ser vistos por el cuidador, logran entrar y se disponen a escavar para sacar los restos humanos y robar el cráneo que es de más valioso para su grupo, al lograr el cometido le dan a Pedro a manera de recompensa este cráneo.

Pedro lo guarda en un baúl del sótano para que nadie se diera cuenta, pero lo que no imaginaba es que este tipo de actos le traerían noches en vela y sustos que jamás hubiera imaginado, en una de esas noches de tortura apareció un hombre preguntando por él, pues le había robado lo más preciado de su vida, al encontrarlo este hombre se desvaneció un poco y le dijo que porque había robado el cráneo de su único hijo, a lo que pedro no supo responder, por lo que el hombre que al parecer era un fantasma lo obligo a tomar un líquido que lo dejo sin habla.

El cuidador del cementerio

Desde ese momento pedro no volvió a salir de día y se dice que vaga por todos los cementerios como cuidador para encargarse de que nadie pueda profanar las tumbas.

Encuentra más escalofriantes historias de terror en nuestro blog, no dejes de visitarnos.